2074

Un joven entra en casas lujosas no para robar sino para vivir unos días, tantos como pueda, pretendiendo ser el propietario de las mismas.