2089

No lejos de aquí, hay un lugar donde todos los siglos coinciden, y cada noche dos caballeros con armadura son atropellados por un tren de vapor, al que intentaban matar creyendo que era un dragón que escupía fuego.