2090

Una mujer seriamente transtornada por un zumbido continuo en el oído se curó al mudarse cerca de una fábrica textil. El ruido era insoportable, pero la mujer era feliz allí; cualquier ruido puede llegar a tolerarse, salvo los que se producen dentro de nosotros mismos.