Monthly Archive for septiembre, 2005

2454

Un país en el que se hablan dos idiomas, y cada habitante pasa de uno a otro dependiendo del humor en que se encuentre: el uno es utilizado para la vida social, comercial, dinámica y emprendedora, y el otro para los momentos introspectivos, personales, depresivos o abiertamente hostiles.

2453

Un joven africano nacido en Europa se encuentra plenamente integrado y tiene un éxito increíble con las chicas, por supuesto blancas… lo que su madre ve como un gran pecado que no quedará sin castigo.

2452

Una pareja adopta un niño y descubre que es un superdotado, por lo cual el marido decide intentar encontrar a los verdaderos padres del niño.

2451

Dos íntimos amigos, uno de ellos se casa por sorpresa y presenta a su amigo, emocionado, su nueva esposa. Su amigo no puede ocultar su perplejidad, al reconocer a la mujer que lo abandonó el día previo a contraer matrimonio.

2450

Uno es sordo y el otro ciego, son amigos y ambos presencian un asesinato que el uno oye y el otro ve, e intentan detener al asesino ellos mismos, en la creencia que la policía no dará credibilidad a su testimonio de minusválidos.

2449

Una taquillera de metro tiene como única alegría el ver cada día a un guapo usuario del suburbano que siempre lo coge en su estación. En una ocasión se le presenta la oportunidad de socorrerle tras un percance.

2448

Una mujer queda embarazada de un hombre casado y decide buscar a otro padre más adecuado para el niño. Lo que no se esperaba la emprendedora madre es que el feto tiene sus propias ideas al respecto.

2447

Una mujer con cierta tendencia al histerismo intenta convencer a su marido, un cansado oficinista, de que la vecina de enfrente ha sido asesinada y su cuerpo escondido en algún lugar del inmueble.

2446

Un joven héroe debe detener como sea al Señor de La Oscuridad, que intenta crear La Noche Eterna en el mundo.

2445

Una niña sordomuda debe luchar a la vez con su enfermedad y con la creencia de su madre de que la enfermedad es un castigo divino, contra el que no cabe otra cosa que resignarse.