2463

Al acabar la Gran Guerra, un país consigue como por arte de magia cambiar su papel de chivatos y colaboradores por el de mártires y disidentes. Sesenta años más tarde, sin embargo, la mentira no puede sostenerse más tiempo y el presidente presenta sus excusas ante la comunidad internacional.