2554

Un profeta profesional profetiza quién va a ser el próximo presidente de los Estados Unidos. Aunque jamás ha errado en ninguna de sus predicciones, dos dos principales partidos insisten en continuar la campaña, aunque todo el mundo conoce ya los resultados.