2618

Debido al matrimonio de sus hijos, dos improbables consuegros se ven obligados a convivir durante una semana: un agente de la CIA y un afable podólogo.