2625

Dos hermanos gemelos de dos padres diferentes, uno mortal, el otro inmortal, se amaron tanto que a la muerte del mortal el inmortal pidió morir también. Finalmente, los dioses les permitieron pasar los días pares con los muertos y los impares con los dioses.