2690

A un presidiario se le conceden cuarenta y ocho horas de libertad para que pueda asistir a la boda de su hermano.