2693

Todos los niños de un orfanato contraen una extraña enfermedad. Sus huesos se rompen como si fueran de cristal. Siempre ha sido así: al parecer, el origen está en una antigua maldición.