2696

Un grupo de empleados del carnaval de Río deciden dar un castigo ejemplar a un violador en serie utilizando una pistola de tatuaje y grabando la piel del criminal con el nombre de sus víctimas y con obscenos insultos a su madre.