2769

El profesor trabajaba en 1938 en la búsqueda de estimulantes circulatorios cuando encontró un derivado del cornezuelo del centeno y logró sintetizar su principio activo. Por accidente, una gota entra en contacto con su brazo produciéndole “angustia, vértigo y visiones sobrenaturales”.