2804

Por dos veces consecutivas, un preso condenado a muerte por violación y asesinato salva la vida porque nadie se presta a hacer de verdugo.