2812

Un resistente contra los nazis, detenido y torturado de manera salvaje, intenta defender a sus camaradas inventando una argucia: convencer a sus torturadores de que él es fascista, que está en su bando. Víctima de esa trampa con la que ha creído poder escapar al dolor, al final se ve abocado a convertirse en delator de sus camaradas, y, al final de la guerra, a ser expulsado del partido y condenado por traidor.