2897

A primera hora de la mañana tres chiquillas entran en un banco canturreando como si fueran a pedir el aguinaldo. En tono festivo se acercan a unos empleados ocupados en una operación de recuento de dinero, y en ese momento consiguen distraerles y sustraer 5.000 euros.