2941

Tras un enfrentamiento verbal, un gendarme asesina a un brigada suboficial. Después sube a su domicilio, encierra a sus dos hijos pequeños en una habitación y los mata de dos tiros en la sien. Abandona la habitación ensangrentado, se mira en el espejo y se mete otro tiro en la cabeza.