2586

Un hombre que jamás ha recibido una carta no deja por ello de mirar cada día, ilusionado, su buzón.